Aplicaciones marciales

San Shou significa literalmente manos separados. Tal como indica su nombre, en este trabajo los movimientos se realizan sin mantener las manos pegadas como en Tuy Shou – manos pegajosas.

 

En San Shou, las técnicas son más rápidas y no se sigue un patrón de círculos con un punto de contacto fijo para los dos oponentes. Aquí el reflejo, la habilidad física, el dominio de los movimientos de la forma y la sensibilidad desarrollada en el Tuy Shou son los factores fundamentales para que el San Shou sea efectivo. Los círculos de las manos se abren, se cierran, se modifican repentinamente y al final se interrumpen para filtrarse una técnica.


Como decíamos en otro apartado, cada movimiento de la forma de Tai Chi Chuan (Taiji Quan) es una técnica marcial y su potencia radica en el cultivo de Qi del practicante. Durante un combate, el tuy shou, y especialmente el San Shou proporcionarán al practicante la distancia y el momento propicio para poder llevar a cabo esta técnica.

Por lo tanto, con respecto al sentido marcial de Tai Chi Chuan, no se puede separar todos estos trabajos. Están todos interrelacionados. Sin la sensibilidad adquirida en el Tuy Shou, la habilidad en el San Shou, el entendimiento de una técnica marcial en la forma y el cultivo de Qi, el Tai Chi Chuan no tendrá una efectividad marcial real.


Al igual de todas las prácticas, se requiere diligencia y método para entrenarse en los ejercicios marciales del Tai Chi Chuan. Nuestra escuela recopila todos los trabajos marciales instruidos por el maestro Feng Zhi Qiang, el maestro Chen Xiang y el maestro Pedro Valencia. Tras años de experiencia, Pedro Valencia ideó un sistema de práctica con un entrenamiento marcial sencillo pero muy efectivo para todos aquellos alumnos que quieren indagarse en el aspecto marcial del Tai Chi Chuan – el Xin Yi Tuy Shou.