Biografías

Maestro Chen Fake

Reconocido como uno de los Maestros más grandes del siglo XX. Al parecer, por los textos existentes, en su juventud, además de ser delicado de salud, no era muy talentoso ni muy dispuesto para la práctica del Tai Chi Chuan. sin embargo más tarde cambío su actitud y gracias a su fuerza de voluntad y dedicación llegó a ser una de las glorias de este arte. Muchas anécdotas se cuentan, que certifican el enorme potencial de energía interna que llegó a desarrollar y sus grandes habilidades Marciales.
En 1929 deja su aldea natal y se marcha a Beijing (Pekín). Se dice que fue el primero en hacer demostraciones en público, ya que este estilo habiá sido celosamente guardado en secreto y transmitido de maestro a discípulo. En estas demostraciones sorprendía el hecho de que las formas no eran tan lentas como otros estilos de Tai Chi Chuan (Taiji quan) y había potentes explosiones de energía. También nos quedan historias sobre el espíritu ético y de su sentido de la justicia que conforman la personalidad de un verdadero maestro.
Junto al Maestro Hu Yuezhen fundaron una escuela de Artes Marciales internas y Alquimia Taoísta.

Maestro Hu Yuezhen

Graduado en Medicina Tradicional China y Maestro de Xingyi Chuan, poseía profundos conocimientos de meditación y alquimia Taoísta. No es conocido en Europa porque solo se dedicaba a enseñar a sus discípulos y a su práctica personal. El Maestro Feng Zhiquiang cuenta numerosas anecdotas del enorme conocimiento y potencial energético que Hu poseía. El Maestro dejó esta vida en postura de meditación.
Maestro Feng Zhiquiang (Fong Chi Chiang)
Nació en 1928 en una familia humilde en la aldea de Shulu. Desde los ocho años comenzó a aprender gran variedad de estilos externos e internos. Se transladó a Beijing y alli conoció a su Maestro Hu. Con él perfecionó su Chi Kung (trabajo de Chi o Qi) y fue el mismo Maestro Hu el que lo presentó a Chen Fake para que aprendiese el estilo de la familia Chen.
En la época en que el Maestro Feng trabajaba en una fábrica de materiales eléctricos, ocurrió un accidente y se le calló encima una máquina de 500 kilos, ante el asombro de todos, Feng pudo sostener este enorme peso.
En 1953, los maestros Chen Fake y Hu Yuezhen fundaron la primera escuela para la enseñanza del estilo Chen y de la Medicina China, a peticion de sus discípulos.
La normas establecidas por el "Libro rojo" de Mao, sometieron a persecuciones a muchos practicantes de Wushu a Taoístas y Budistas. El Maestro Feng fue obligado a trabajar 18 horas por día, durante 10 años.
Cuando su vida se normalizó, retomó su ritmo de práctica y se dedicó a divulgar sus conocimientos. Con el tiempo ha ido integrando los dos estilos, con las prácticas de meditacion y alquimia taoísta creando su propio estilo llamado Chen Xingyi Hun Yuan Tai Chi Chuan.
Actualmente es presidente de la asociación del estilo Chen de Beijing, miembro del consejo de varios organismos de Wushu y asesor técnico del Monasterio Shaolín. Existen asociaciones con su nombre en Estados Unidos, Canadá, Europa y en toda Asia.
A pesar del reconocimiento internacional, sigue su modo sencillo de vida, y mantiene su amor y dedicación a la práctica.
Maestro Chen Xian
El maestro Chen Xiang nació en el año 1951 en Beijing. El Beijing de esta época estaba viviendo el apogeo de Shuai Jiao (Lucha china con técnicas de atrapes y proyecciones). Se celebraban torneos en cualquier plaza de todos los barrios. Y así, de muy temprana edad, los juegos del maestro Chen en la plaza debajo de su casa eran los combates del arte de Shuai Jiao. En su juventud, tuvo que prestar servicios laborales designados por el Estado en la Mongolia Interior (la Interior pertenece a China, la Exterior es un estado independiente) desde el año 1968 hasta el año 1976. Durante estos años de trabajos “voluntarios” sin sueldo los primeros tres años y un salario ínfimo el resto del tiempo, conoció bien la cultura de esta provincia, y sobre todo, las técnicas de Shuai Jiao Mongol. A su vuelta a Beijing ya con 25 años, sus prioridades eran buscar la estabilidad laboral y la formación de una familia, dejando a un lado el entrenamiento de Shuai Jiao. A los 30 años empezó a practicar el estilo de Paji Quan (el Puño de los Ocho Extremos). Es un estilo poco conocido. Las prácticas tienen un enfoque entre la escuela interna y la escuela externa, especialmente indicado para los combates rápidos y contundentes. Gracias a este estilo, el maestro Chen Xian adquirió unos conocimientos de técnicas de combate muy eficaces.
Aunque le gustaba mucho el estilo de Paji Quan, sentía mucha admiración hacía el maestro Feng Zhi Qiang. En el año 1987, un amigo suyo y discípulo del maestro Feng lo presentó. Desde entonces solo se dedica a la práctica del Hun Yuan Tai Chi Chuan.
Como el maestro Feng tiene una mentalidad muy abierta hacia todos los estilos, el maestro Chen ha podido conservar los conceptos de los trabajos de Paji Quan dentro del Hun Yuan Tai Chi Chuan. Ambos maestros opinan que es muy enriquecedor el poder aglutinar los trabajos buenos de cada estilo que se haya practicado. Gracias a esta base sólida de Shuai Jiao y Paji Quan junto con la comprensión profunda del sentido auténtico del Hun Yuan Tai Chi Chuan, el maestro Chen ha podido llegar a un nivel muy elevado en la práctica alquímica y marcial del Tai Chi Chuan.
Siendo su oficio inicial el de electricista, empezó a trabajar en este ramo. Después fue empleado durante tres años por el Departamento de Cultura como jefe de seguridad en una sala de baile del estado. Aunque las leyes chinas eran muy severas y las salas de baile no eran excesivamente conflictivas, también hubo durante este tiempo algunas ocasiones en las que necesitaban poner en práctica sus conocimientos de combate. Actualmente sigue trabajando en el Departamento de Cultura con un cargo ya muy diferente. Enseña Tai Chi Chuan durante la semana, y coordina eventos culturales y ceremoniales de los templos, como el templo de la Nube Blanca, en festividades señaladas.
Según la observación de otras asociaciones Hun Yuan, sobre todo, la japonesa, el maestro Chen Xiang está considerado como uno de los mejores discípulos del maestro Feng Zhi Qiang por sus prácticas y su calidad humana. De hecho, él es unos de los pocos discípulos que acompaña a su maestro cuando éste viaja fuera de China.
A España viene anualmente junto con la maestra Feng Xiu Qian para enseñarnos sus profundos conocimientos.
Maestra Fen Xiu Quiang

La maestra Feng Xiu Qian es la tercera hija del gran maestro Feng Zhi Qiang. De pequeña era muy enfermiza. Aunque su padre insistía en que practicara el Tai Chi Chuan y Chi Kung, ella le hacía caso omiso, incluso sentía un rechazo hacia lo que practicaba su padre.
En su edad de adolescencia, veía los trabajos de Chi Kung y Tai Chi Chuan como algo sin sentido. A medida que crecía, la salud de ella empeoraba.
Se enfermó de corazón y pasó un largo período en cama. A partir de este momento, se dejó guiar por su padre y empezó a practica asiduamente. Su salud mejoró con la ayuda de la práctica, tenía otro estado de ánimo. Era como una persona nueva. Su experiencia tan positiva con el Tai Chi Chuan hizo que se volviera una practicante incondicional.
Aunque tiene una profunda comprensión y realización del Tai Chi Chuan, sigue elevando el nivel de su práctica personal bajo la supervisión directa de su padre. Dirige junto con su hermana y otros discípulos de su padre el Centro de Hun Yuan Tai Chi Chuan de Beijing. Su compromiso por expandir los beneficios del estilo creado por su padre - el Chen Xi Xin I Hun Yuan Tai Chi Chuan hace que viaje constantemente a diversos países asiáticos, europeos y norteamericanos.
Designada por su padre, la maestra Feng Xiu Qian junto con el maestro Chen Xiang ( ver biografía) vienen a España cada año para apoyar a nuestra asociación en la tarea de divulgar el Hun Yuan Tai Chi Chuan.

Maestro Pedro Valencia

Pedro Valencia nació en el año 1959 en un pequeño pueblo de Extremadura. Pasó parte de su infancia en un cortijo entre vastos campos de cultivo. A los 5 años se emigró con su familia a Barcelona. Inducido por un familiar suyo empezó a practicar artes marciales chinas a los 17 años. Su primer estilo fue el de la Mantis Religiosa de la rama Siete Estrellas. Posteriormente practicó los estilos Wing Chun, Aikido, Choy Li Fat, Shaolin Norte y Sur, Hung Gar y Tai Chi Chuan de la escuela Yang. Fue miembro fundador de la primera Asociación Española de Tai Chi Chuan.
A partir del año 1979 dedicó todo su esfuerzo en el perfeccionamiento del estilo Choy Li Fat. La decisión de dejar todos los estilos ya practicados es debido a que se sintió muy impresionado por la dinámica y la eficacia del estilo después de presenciar una exhibición del maestro Gaspar García. Practicó durante años con este maestro y también asistió a seminarios del maestro Wong Doc Fai, el entonces maestro de Gaspar García. Después empezó a impartir clases de este estilo.
Siguió su práctica con este maestro hasta que éste tuvo que ausentarse del país durante un largo periodo. En ese tiempo obtuvo diversas titulaciones expedidas por la asociación EPKA, y por el Departamento de Kung Fu de la Federación Española de Karate.
En el año 1985 conoció al maestro Lam Chuan Ping, el maestro que hizo florecer el arte de Wu Shu en España creando el Departamento de Wu Shu en la Real Federación de Judo y Disciplinas Asociadas. Wu Shu se convirtió desde entonces un deporte con reconocimiento oficial y el equipo español de Wu Shu gozaba bajo la dirección del maestro Lam un nivel internacional. De su escuela salieron los primeros campeones nacionales e internacionales. A petición del maestro Lam, Pedro Valencia inició una serie de cursos para perfeccionar técnicas y formar profesores por toda España, junto con otros maestros colaboradores de ese Departamento. Recibió de este departamento el título de Maestro y Árbitro Nacional de Wu Shu.
Era una época de muchas actividades para Pedro Valencia, ya que tenía que combinar su vida profesional con las enseñanzas de las artes marciales. Del día daba clases en diversos gimnasios y de noche ejercía de seguridad en salas de fiesta, llegado hasta encargarse de la seguridad de macro-espacio con capacidad de miles de personas. Ese trabajo le cambió la visión sobre la eficacia real de las artes marciales. Vio la gran diferencia entre el entrenamiento programado dentro de un gimnasio y la aplicación espontánea de las técnicas en situaciones de verdadero peligro. Durante casi 7 años de experiencia directa con el conflictivo mundo nocturno, Pedro Valencia pudo poner todos conocimientos marciales en el terreno de la práctica y no limitarse en el nivel teórico y didáctico. Y gracias a estas circunstancias, actualmente puede basar sus enseñanzas del aspecto marcial del Tai Chi Chuan en esta experiencia personal.
Aunque Pedro Valencia había dedicado todo ese tiempo a la práctica de Choy Li Fat, dejando de lado otros estilos de artes marciales chinas incluido el Tai Chi Chuan, sentía la necesidad de hallar un sentido interno para todos sus trabajos. Conoció al maestro Tun Kung Yen en 1986. Con ese maestro, empezó a ver el sentido del Tai Chi Chuan y la meditación budista.
Tras tener al maestro Tung como huésped en su casa durante una larga temporada, su interés por el Tai Chi Chuan fue incrementando más hasta que tomó la decisión de dedicar toda su práctica personal a este arte. El maestro Tung también le inculcó la devoción por el budismo. En el 1992 y por recomendación de un compañero de práctica, entabló un lazo amistoso con el Lama encargado, el Lama Drudyu Tempa, del Monasterio del budismo tibetano ubicado en la provincia de Huesca. En el mismo año, asistió un seminario a cargo del Lama Yelsin y decidió seguir esta tradición mediante la toma de refugio. Desde entonces, sigue las enseñanzas de los maestros lamas residentes del monasterio y de los grandes rimpoché invitados del monasterio y el mismo XIV Dalai Lama quien ha visitado España en varias ocasiones.
No obstante, su interés por los trabajos internos no solo se limita al Tai Chi Chuan y a la meditación budista, sigue también los trabajos taoístas. Conectó con el maestro Juan Li en el año 1989 con quien realizó durante varios años diversas prácticas de la meditación bioenergética taoísta.
En el año 2003 conoció a su actual maestro de meditación, el Sri Shibentu Lahiri y sigue las enseñanzas de este linaje como su práctica meditativa personal.
En 1992 fue nombrado Director Nacional del Área del Tai Chi Chuan por la Real Federación de Judo y Disciplinas Asociadas. En 1993 creó la Asociación España Taiwán de Tai Chi Chuan estilos Chen y Chiaopao gracias a la ayuda de sus dos discípulos, Luis Cartolano y Luis Javier de Cruz. Con la creación de esta asociación quedó fundada la base de un programa muy extenso de formación de profesores del estilo chen por toda España.
En el año 1998 tuvo la oportunidad de conocer al Gran Maestro Feng Zhi Qiang de Beijing, 18ª generación del estilo Chen y creador del estilo del Hun Yuan Tai Chi Chuan. Aprovechó la visita del maestro Feng a Finlandia ese año, la esposa de Pedro Valencia, Cecilia Lam, contactó personalmente con Finlandia para invitarle a España. Desde entonces, centenas de socios de la Asociación disfrutan puntualmente seminarios de Hun Yuan Tai Chi Chuan dirigidos por el mismo maestro Feng, o por los maestros Feng Xiu Qian y Chen Xiang.
En el 1999, Pedro Valencia entró al linaje Chen y Hun Yuan por ceremonia convirtiéndose en el descendiente de la 20ª generación del estilo Chen y 3ª del estilo Hun Yuan. A partir de este momento, la asociación España Taiwán se renombró como Asociación Hun Yuan España para dar una definición más apropiada a su trayectoria. Desde el año 2003, el Gran maestro Feng Zhi Qiang encomendó las enseñanzas del Hun Yuan Tai Chi Chuan en España y el aprendizaje personal del Pedro Valencia a su discípulo más destacado de Beijing, el maestro Chen Xiang. Desde entonces el vínculo entre los maestros de Beijing y Pedro Valencia se fue estrechando gracias a la visita anual de ellos a España y los dos viajes anuales a China que Pedro Valencia hace junto a su esposa y alumnos.
Tras observar la diligencia y perseverancia que Pedro ha mostrado en todo momento hacia las prácticas de su sistema, el gran maestro Feng Zhi Qiang aprobó con gran agrado que el maestro Chen Xiang cogiera a Pedro Valencia como discípulo directo, reafirmando así su calidad como sostenedor del linaje Chen y Hun Yuan.
Actualmente Pedro Valencia es discípulo directo por ceremonia del maestro Chen Xiang quien no solo le transmite sin reserva todos sus conocimientos, sino también la forma de vivir el Tai Chi Chuan con su propio ejemplo.
 

Profesor Luis Cartolano
Nazco en Madrid en 1963, en la actualidad vivo en El Casar, un pueblo de Guadalajara a unos 35 Km. de Madrid. Comparto mi casa, mi vida y mi práctica con mi esposa Lola y la "peque' Lucía.
Desde los dieciocho años empiezo a irrteresarme por las Artes Marciales, comienzo a practicar Karate pero me interesan más los aspectos filosóficos y el desarrollo interno, que lo fisíco y externo. Continuo mi búsqueda hasta que en el año 1983 entro en contacto con el Tai Chi Chuan.
Practico estilo Yang de la escuela de Chen Man Ching, simultáneo nús clases de Tai Chuan con las de Kung Fu, en una primera época, y posteriormente con las de Aikido. Durante estos años estudio Empresariales, compaginando mis estudios en la Universidad, el trabajo de ocho horas en una fábrica, las clases de Taí Chí Chuan y las de Aikido. Esta situación, mantenida durante más de cuatro años, me enseño a valorar mi situación actual como un extraordinario privilegio.
Nada mas tenninar la carrera comienzo a trabajar como asesor fiscal, comenzando otra etapa en la que el estrés y la ansiedad generada en el medio de la empresa me dieron otra gran enseftm. Como nuestra mente fabrica el mundo en el que nos gustaría vivir, como nuestra realidad no es sino producto de una proyección o interpretación de nuestra mente, como nos generamos una serie de necesidades que nos resultan del todo indispensables y no son mas que entretenimientos, velos de la ignorancia que nos apartan del verdadero conocimiento, permaneciendo secuestrados por nuestra ignorancia y por el miedo.
Durante estos años ansío encontrar un auténtico Maestro de Artes Marciales, a todos nos influyeron las películas de Bruce Lee y las de Kung Fu, quizás esa ansiedad era la que no me permitía encontrar el Maestro, al final después de unos 8 años de viajes por Francia de asistencia a cursos y de picoteo, comienzo a aflojar y a aceptar la situación y justo cuando aflojo en el empeño, asisto, gracias a mi gran amigo Luis Javier de Cruz (21ª generación estilo Chen), a un curso en Castellón en el que conozco al que es hoy mi Maestro de Tai Chi Chuan, Pedro Valencia
Existe un punto de inflexión importante en mi vida, un antes y un después, un giro de la rueda del Karma como dirían los Budistas, a partir de ese encuentro. Tan solo habían transcurrido unas horas desde que había conocido a Pedro y ya parecía que éramos familia desde hace mucho tiempo. A partir de este momento (año 1.991) recibo formación tradicional del Maestro Pedro Valencia, junto con mi amigo Luis Javier, asistiendo y organizando numerosos cursos intensivos de las diferentes disciplinas que componen el sistema de enseñanzas de nuestra escuela, y pasando temporadas en su domicilio particular en Barcelona.
En el año 1993 fundamos la Asociación España Taiwan de Tai Chi Chuan estilos Chen y Chiao Pao, entre Pedro Valencia, Luis Javier de Cruz y el que suscribe, además soy nombrado monitor de estilo Chen en esta primera promoción junto a otros compañeros entre los que destaco a Sergio Mazzini (21ª generación) compañero en el proyecto del centro Wutang Madrid. Desde este momento y hasta la fecha, me encargo de la organización del programa y calendario de cursos intensivos y monográficos de las diferentes materias de la escuela, de los campamentos de verano (200 participantes en el de agosto del 2001 octavo encuentro), y del de Navidad, en los cuales además de la organización colaboro con Pedro y el resto de los discípulos con la enseñanza.
Durante estos años mi interés por la meditación es creciente en un primer lugar practico las enseñanzas que me da mi maestro Pedro Valencia, que me transmite las enseñanzas de sus Maestros Tong Kuan Yuen (Tai Chi Chuan y Meditación de Budismo Chan, mantra On Ma Ni Ped Me Jung, práctica que produce una huella muy profunda en mi, y a la que hoy en día le debo mucho, y llevare siempre en mi corazón), Maestro Juan Lee (Meditación Taoísta). Durante años practico solamente el Mantra y las prácticas Taoístas hasta que decido tomar refugio dentro del linaje Ka@ de budísmo Tibetano con el Lama Drupgyu Tempa en agosto del 94. Del que recibo enseñanzas sobre el tantra de Chenresi, los preliminares comunes y otras enseñanzas.
En el año 1995 conozco a Lama Thasi Lamo, maestra de meditación Budista del linaje Kagyu, su enfoque y su método de acercamiento por etapas al camino espiritual (Shine, Lagton y Mahamudra) me hacen ver de forma clara como la práctica de la meditación y del Tai Chi Chuan se pueden integrar en la vida cotidiana, además me ayuda a desarrollar la capacidad de "ver" y de "reconocer" gracias al equilibrio entre la apertura (espacio, seno, relajación, aspecto Yin) y la claridad (Luz, estado de alerta, aspecto Yang), lo que facilita la manifestación de la no obstrucción.
En el año 1997 decido dedicarme en exclusiva al ejercicio de la enseñanza del Tai Chi Chuan, el Chi Kung y la Meditación, esta decisión supuso otro giro en la rueda del Karma y un cambio profundo en la forma en la que iba ha desarrollarse mi vida, cambiar la corbata y el traje por el disfraz de chino, suponía algo más que una forma de vestir, era una liberación un cambio en la manera de entender la vida y de ganármela.
Y en este punto enganchamos con el motivo de esta página Web. En los últimos años ha rondado nú cabeza una idea, la de crear un espacio adecuado para la práctica y difusión del Tai Chi Chuan, hasta finales del año 2000 no pudimos darle viabilidad económica al proyecto que hoy es una realidad, la escuela de Tai Chi Chuan, Chi Kung y Meditación Wutan Madrid.
Durante los últimos años he asistido a todos los cursos organizados por la Asociación con los Maestros Orientales de Pedro Valencia: Maestro Feng Zhi Quian y Maestro Tun Kuan Yuen además de seguir con mi formación con Pedro, con la Lama y con sus maestros (Kempo Suitrim Rimponche y Bokar Tulku Rimponche).
Para finalizar esta historia en Junio del 2000 entre a formar parte del linaje de la familia Chen, formando la 21ª generación del estilo. Ceremonia que se realizo en la intimidad con mis hermanos del linaje, nuestras familias y los maestros Tun Kuan Yuen (19ª generación), maestro Ha Juan (20ª generación) y Pedro Valencia (20ª generación).
Profesor Sergio Mazzini
Mi inquietud por las disciplinas orientales surge desde pequeño. Por ese entonces no estaban muy difundidas y solo pude acceder a la práctica de Judo infantil, participando incluso en diferentes competiciones.
Desde mi niñez tenía cierta claridad de lo que quería, solo me faltaba encontrarlo. Fue así como me acerqué más tarde al Karate Do y brevemente al Kung Fu, incluso practiqué algunos años de Hatha Yoga. Obtuve una buena preparación física y algunas cualidades Marciales y también una primera idea del trabajo interior, la energía y la meditación.
Con el tiempo la vida me fue llevando a dejar estas actividades. Me atrajeron las Artes plásticas y otras actividades intelectuales, alejándome totalmente de mi entrenamiento físico.
Algunos años de malos habitos, y algunas enfermedades deterioraron mi salud. Intenté retomar las Artes marciales, pero no soportaba los entrenamientos y además el aspecto competitivo me generaba cierto rechazo. También intenté retomar el Hatha Yoga, pero incluso con todo el respeto que esta disciplina me merece, no me sentía en mi medio.
Finalmente alguien me hablo de una exhibición de Tai Chi Chuan y sin conocer esta disciplina , sabía que era lo que estaba buscando. Y así fue, desde ese día no he dejado de practicar. Mi estado físico y mi salud fueron mejorando lentamente. Encontré lo que unía todo lo que me interesaba, Arte Marcial, Meditación, Bioenergética y armonía. Descubrí además que esta actividad estrechaba vínculos de amistad y me volví más sociable y participativo con otra personas. Aunque pueda sonar como anuncio publicitario, debo decir que el Tai Chi Chuan cambió totalmente mi vida. Además de mejorar mi actitud mental, la relación con las emociones y mi estado físico, cambió mis objetivos de vida.
Algunos años despúes deje mi profesión (diseño gráfico, maquetación, etc.) y decidí dedicarme a la enseñanza del Tai Chi Chuan .
Comencé a practicar en el año 1985, con el profesor Fernando Chedel en la Asociación Argentina de Tai Chi Chuan estilo Yang, dirigida por el Maestro Ma Tsun Kuen.
Al transladarme a Madrid conocí al Maestro Liu Chuen Yuen (conocido Maestro que enseñaba en el Parque del Retiro), y practiqué con él algunos años, hasta que el Maestro murió. Un gran vacío se generó en mi vida, ya que la presencia del Maestro significaba mucho para mi. Pero recordé que alguna vez nos había dicho que un día cuando él ya no estuviera aparecería alguien que nos enseñaría incluso, cosas más avazadas de las que él nos enseñaba. Recordando estas palabras y en memoria del Gran Maestro Liu, decidí practicar con más esmero e intensidad aún.
Mientras tanto recorría distintos centros de Madrid buscando a quién pudiera seguir con mi formación, pero lamentablemente no encontré lo que estaba buscando.
Pasado cierto tiempo llegó a mis manos una invitación para un curso de Tai Chi Chuan estilo Chen. Debo confesar que el hecho de que lo dictara un occidental, el Maestro Pedro Valencia, no me atraía mucho, pero años atrás había conocido en Argentina a su Maestro Ton Kuan Yuen y decidí asistir. La sorpresa sobrepasó mis espectativas al ver el gran nivel que poseía Pedro, y además me impactó la importancia que daba a la práctica de la meditación. Desde ese día sigo practicando con él, y asistiendo a los cursos que imparten Feng Zhi Quiang, Chen Xiang y Feng Xiu Quiang, y formo parte activa de la Asociación Hun Yuan.
A través de Pedro Valencia conocí a diferentes lamas de Budismo Tibetano en Madrid y en el Monasterio Dag Shang Kagyu, y me inicíe en las practicas meditativas de esta tradición.
Actualmente sigo estas prácticas de Meditación bajo la dirección directa de Lama Tashi Lamo y Lama Dubyu Tempa.
También a tarvés de Pedro conocí las prácticas de alquimia interna y meditación de origen taoísta.
El día 8 de junio de 2001 realizamos una ceremonia tradicional para entrar en el linaje de los Maestros. Desde ese momento, como 21º generación del estilo Chen, y 4º generación del estilo Hun Yuan, he tomado el compromiso de dedicarme enteramente a la práctica y divulgación del Tai Chi Chuan, con el ánimo de que pueda servir para el beneficio físico, mental y espiritual de todos.
Profesor Angel Martín Costalago
Mi interés por las Artes Marciales Chinas, surgió con la exposición de las primeras películas del género, cuando aún era un niño.
Sin embargo, hasta los veintitrés años, no tuve mis primeros contactos con las artes de la lucha. En un principio, con el Karate-do (japonés) y más tarde con el Taekwon-do (coreano).
Tras varios años de dedicación, perdí el interés al no encontrar sentido a la práctica de estas disciplinas. Conseguí cierta habilidad en combate, agilidad y elasticidad, pero acompañadas de falta de fluidez, rigidez física, articulaciones deterioradas y además, ninguna enseñanza o práctica encaminadas a lograr un equilibrio físico y emocional. Consecuencias que achaco exclusivamente a la forma en que me impartieron las enseñanzas, y no a estas disciplinas, cuya práctica y estudio, cuentan con todos mis respetos.
Después de un paréntesis de cinco años de dedicación exclusiva a un trabajo frenético, y de llevar una vida poco saludable física y mentalmente, surgió en mí un interés intensísimo por practicar TAI-CHI CHUAN sin apenas saber qué era. Tras dos años de intentos frustrados por iniciarme, tuve la oportunidad de asistir, junto a mi mujer, a una clase del profesor SERGIO MAZZINI, quién sigue siendo mi instructor directo en la actualidad y al que debo la excelente base transmitida para el desarrollo de este arte.
A través de mi profesor, conocí la Asociación HUN YUAN DE TAI-CHI CHUAN ESTILOS CHEN Y CHIAOPAO, y a los MAESTROS DEL LINAJE ( MAESTRO PEDRO VALENCIA, MAESTRO TONG KUAN YUEN y MAESTRO FENG ZHI CHIAN). Su elevado nivel de práctica y generosa trasmisión en todos los sentidos, han hecho posible que, en la actualidad, me dedique exclusivamente a esta actividad, y que junto con dos de mis hermanos mayores de escuela (Sergio Mazzini y Luis Cartolano), participe con entusiasmo en la creación del CENTRO WUTANG MADRID, donde llevaremos a cabo lo que creemos debe ocupar nuestros esfuerzos.
La práctica continuada del TAI-CHI CHUAN, produjo en mí, una transformación progresiva y sutil, que influyó de una manera determinante en todos los aspectos de mi vida. Los hábitos poco saludables fueron desapareciendo mejorando mi salud y bienestar. Las relaciones familiares, laborales y de amistad se tornaron mas fluidas, y aunque los problemas y conflictos estuvieran presentes, mi actitud ante ellos era distinta. Es un descubrimiento comprobar, que se puede vivir el día a día con más atención y sentido, y en consecuencia mantener una relación más natural con tus emociones y tu entorno.
En cualquier caso y para finalizar, quiero resaltar que el TAI-CHI CHUAN es una práctica muy personal, tanto en las motivaciones que impulsan a iniciarse, como en sus consecuencias. Lo único que he querido reflejar es mi experiencia personal y desde ella, animar a los que lean estas líneas, a emprender un camino para sí mismos, y por tanto para los demás.